Técnicas y procedimientos

 

Durante los estudios, el bebé entrará en una sala acompañado en todo momento por su madre o padre. El bebé se sentará en el regazo de su madre o padre, le mostraremos un breve vídeo con imágenes simples y observaremos su reacción natural. En algunos estudios, la persona que entre con el bebé en la sala deberá ponerse unos auriculares con música o unas gafas oscuras (suministradas por el centro) para intentar evitar una posible influencia sobre el comportamiento del bebé.

En nuestros estudios empleamos distintas técnicas y procedimientos en función del objetivo del estudio, todo ello desde un marco interdisciplinar que combina técnicas conductuales y electrofisiológicas. A continuación podéis ver un resumen de las principales técnicas y procedimientos empleados en el centro.

- Guided looking

- Preferencia de giro de la cabeza

- Habituación

- Eye-tracker

- Potenciales evocados ERP

 

Guided looking: 

El procedimiento de Guided looking se utiliza para ver si los bebés comprenden el significado de las palabras.  El bebé entra en una sala con su madre o padre, se sienta en su regazo y les mostramos unas imágenes a través de una pantalla de ordenador. Mediante el procedimiento de guided looking seguimos los movimientos oculares de los bebés (a partir de una cámara localizada a un metro del bebé) a lo largo del estudio. De este modo, podemos saber de una forma muy precisa dónde miraba el bebé en un momento determinado en respuesta a un material presentado. 

Se presenta una palabra auditivamente y aparecen unos dibujos en la pantalla. La palabra puede ser conocida por el bebé (p. ej. “casa”) o bien aprendida durante el estudio (p. ej. Una palabra de un vocabulario inventado asociada a un objeto inventado). Se espera que al presentar la palabra, si el bebé ha entendido su significado, dirija sus ojos hacia el objeto que representa esta palabra.     

   

Preferencia de giro de la cabeza [Head-Turn Preference Procedure (HPP)]:

El procedimiento de la preferencia de giro de la cabeza[Head-Turn Preference Procedure (HPP)]se emplea para estudiar la capacidad que tienen los bebés para discriminar entre contrastes de estímulos auditivos. El procedimiento consta de dos fases: una fase de familiarización y una fase de test. Pondremos un ejemplo para facilitar la explicación: imaginemos que queremos comprobar si los bebés son capaces de discriminar (diferenciar) entre los sonidos “ba” y “pa”. En la fase de familiarización presentaremos únicamente el sonido “ba” y en la fase de test presentaremos ambos sonidos “ba” y “pa” de forma aleatoria.

Fase de familiarización: en primer lugar, aparecerá una luz verde en la pantalla central para atraer la atención del bebé. Una vez el bebé haya prestado atención a la luz verde, en una de las pantallas laterales aparecerá una luz roja. El bebé girará la cabeza hacia la pantalla que haya mostrado la luz roja y en ese momento, se presentará el sonido “ba” desde un altavoz situado detrás de la pantalla. El sonido se presentará de forma ininterrumpida hasta que el bebé se aburra y deje de mirar. Este procedimiento se repite varias veces presentando el mismo sonido “ba” por cada una de las pantallas aleatoriamente. Una vez el bebé se haya aburrido de escuchar el mismo sonido (nos lo indicará en el momento en que deje de mirar las pantallas), consideraremos que se ha habituado al sonido.

Seguidamente, comenzará la fase de test. En esta fase se presentan los dos sonidos “ba” y “pa” de manera aleatoria por cada una de las pantallas. Se espera que el bebé mire de forma más prolongada los estímulos que le resultan más familiares (en este caso, el sonido “ba”).

 

 

 

 

Habituación

Los procedimientos de habituación se utilizan para ver la discriminación que hacen los bebés de dos estímulos diferenciados.

El bebé se sienta en el regazo de su madre o padre en una sala con una pantalla de ordenador enfrente. Se presenta de forma continua un estímulo (sonido, palabra, frase) asociado a una imagen en la pantalla. Una vez el bebé está aburrido del estímulo, deja de prestar atención al mismo (deja de mirar a la pantalla). En ese momento, se inicia la fase de test. Se presenta un estímulo completamente diferente al inicial (procedimiento de cambio (“Switch”)) y se espera que los bebés vuelvan a mirar a la pantalla, sorprendidos por el cambio.   

 

Eye-tracker

El eye tracker (seguimiento de los ojos) es una técnica que, como su nombre indica, es utilizada para determinar de forma precisa dónde está mirando el bebé en cada momento del estudio. Una cámara situada a dos metros del bebé recoge a distancia el movimiento ocular y traza un mapa a través del cual se puede valorar si el bebé mira el estímulo de interés y cómo explora las imágenes que aparecen en la pantalla de ordenador. Como en todos nuestros estudios, el bebé está en todo momento acompañado por su madre o padre. Se sienta en su regazo y juntos observan una breve película. Posteriormente, el investigador analiza el mapa dibujado por el "eye-tracker" para determinar los puntos de interés del bebé. 

 

El puntito azul del vídeo se desplaza siguiendo 

la trayectoria de los ojos del bebé.

Potenciales evocados ERP

La técnica de potenciales evocados (ERP) nos permite conocer la actividad natural del cerebro de los bebés en los primeros años de vida. Para ello, utilizamos un gorrito especial para bebés con unos pequeños sensores que permiten registrar las ondas cerebrales.

Al igual que en todos nuestros estudios, el papá o la mamá acompaña a su bebé durante todo el tiempo y una vez que el investigador/a pone el gorrito al bebé, este se sienta con su mamá o papá y ven juntos una breve película infantil o bien escuchan frases.

Los estudios que se realizan con este procedimiento tienen una duración aproximada de 10 minutos y pueden pararse en cualquier momento en caso de que el bebé ya no se muestre interesado.